sábado, 24 de marzo de 2012

Primavera

Estamos en primavera ya, y se acerca la semana santa, pero no entiendo nada de semana santa, así que os voy a contar algo de otras costumbres. 

Vamos a empezar por mi origen, Brasil, allí no se puede generalizar y decir sencillamente: "Allí se celebra eso de esa manera y punto", no. Hablando de semana santa por ejemplo, cambia mucho de una región a otra, hay regiones más católicas donde se hacen grandes procesiones, sí allí también las hay, en otras regiones menos. En Sao Paulo lo normal es el sincretismo religioso, es decir, hay de todo, y cada uno mezcla un poquito de lo que le gusta más y están muy contentos. Puede sonar como una gran herejía, a mi me parece gracioso, y como dijeron entonces los colonizadores y ahora cantado por poetas brasileños: No existe pecado al sur de Ecuador.

Volviendo al tema de la Pascua, como es llamado ese día allí, os voy a contar como lo vivía yo. Eso significa que os voy a contar poco de iglesia y Biblia, ya que como he dicho, de eso sé muy poco, muy poco.

Para los niños (y muchos de ellos ya creciditos) es un día en que se regalan huevos de chocolate, relleno con bombones!   Empezó con huevos adornados, y se le ocurrió a uno rellenarlo con chocolate y ala, perversión deliciosa del mito del huevo de la creación. 





En esa semana, los niños en el cole, dependiendo de cada edad, por supuesto, dibujan y pintan huevos de pascua, aprenden cancioncitas sobre el Conejito de la Pascua, síiii, alli además de Santa Claus, existe un conejo mágico que lleva huevos de chocolate a todos los niños, jeje. ¿No me digan que no es divertido? 
El domingo toca a los papás esconder los huevos, y marcar la casa con patitas falsas de conejo (se hace ensuciando 3 dedos con harina, se juntan los dedos y a marcar toda la casa!). 
La pregunta que se hace ahora es: ¿Porqué un conejo que lleva huevos, si los conejos no ponen huevos? La explicación está en la mitología, muchos pueblos antiguos celebraban el equinoccio de primavera, en ese día, la noche y el día tienen la misma duración, es un día que consideraban de equilibrio. Hay muchas mitologías diferentes para cada pueblo, pero la que explica el nombre en inglés Easter para primavera, es la celta y escandinava sobre la Diosa Eostre. 
Resumo el mito diciendo que en la tierra hacia mucho mucho frío y los animales decidieron que tenían que elegir a uno para llamar a la diosa de la primavera a la tierra otra vez. Eligen al conejo que era su animal favorito y el que más estaba sufriendo con su ausencia. El conejo pintó varios huevos, y se los regaló a la Diosa pidiendo que volviera a la Tierra. La Diosa se encantó con la belleza de los huevos y deseó que toda la humanidad pudiera disfrutar de la alegría de los huevos decorados, y así el conejo se comprometió a regalar los huevos cada año para celebrar el retorno de Eostre (la primavera). 





Es decir, es una manera bonita de celebrar el cambio de estación. 

¡Qué lo paséis muy bien esta primavera, con o sin conejito!






Y ahora un diálogo para reir o para pensar, como queráis:

- Papá, ¿qué es la Pascua?
- A ver, la Pascua es... bueno... ¡es una fiesta religiosa!
- ¿Es como Navidad?
- Es parecido. Pero en Navidad se celebra el nacimiento de Jesus, y en la Pascua, si no me equivoco, se celebra la resurrección.
- ¿Resurrección?
- Sí, resurrección. ¡Marta, ven pa cá!
- Explica a ese niño qué es resurrección para que yo pueda leer mi periódico.
-Bueno hijo, resurrección es volver a la vida después de haber muerto. Fue lo que pasó a Jesus después de 3 días de ser crucificado. ¿Has entendido?
- Más o menos...  Mamá, ¿Jesús era un conejo?
- ¿Qué dices niño? ¡No me hables una tontería como esa! Conejo.... Jesus Cristo es nuestro padre . ¡No parece que hayas  sido bautizado! Jorge, ese niño no puede crecer de esa manera, sin ir a misa por lo menos los domingos. Como si no le hubiésemos dado una educación cristiana!  Imagínate que él suelta esa tontería en el cole! Dios me perdone. Mañana mismo le voy a apuntar a la catequesis.
- Mamá, pero Jesus no es Dios?
- Sí hijo, Jesus y Dios es la misma cosa. Ya estudiarás eso en la catequesis. Es la Trinidad, Dios es Padre, hijo y Espírito Santo.
- El Espírito Santo también es Dios?
- Sí.
- ¿Y el BBVA?
- ¡¡¡Sacrilegio!!!
- No es el banco Espirito Santo, es el Espirito Santo de Dios. Es algo complicado, ni mamá entiende muy bien. Pero si preguntas en la catequesis la profesora te explicará todo.
- Bueno, si Jesus no es un conejo, quien es el conejo de la Pascua? 
-¡Yo que sé! Es una tradición. Es como Santa Claus, pero en vez de regalos trae huevos.
- ¿Y el conejo pone huevos?
- ¡Ya basta! Déjame hacer la comida.
-Papá ¿no sería mejor que fuera la Gallina de la Pascua?
- Sí sí hijo, sería mejor, mira, coge la llamada y si es para mí dile que no estoy por favor.
- ¿Diga?
- Hola, Soy Rodrigo Conejo Pascual. ¿Está tu padre en casa?
- No. Ha salido a comprar Huevos de Pascua. Llame más tarde. Adiós.
- Papá, ¿cuales eran los apellidos de Jesús?
- Cristo. Jesus Cristo.
- Jesus Cristo ¿y ya está?
- Que yo sepa sí, ¿por qué?
- No sé no sé, pero tengo una corazonada de que su nombre era Jesús Cristo Conejo. Sólo así esa cosa de Conejo de la Pascua tendría algún sentido, ¿no crees?
- Pobrecita...
- ¿Pobrecita de quién?
- De tu profesora de catequesis.



2 comentarios:

  1. Muy bueno, jejeje, menos mal que no doy catequesis. Menudo marrón.

    ResponderEliminar